lunes, 6 de diciembre de 2010

Mi nuevo montaje

En el verano me dio la locura y compre una urna Resun para hacerme un marino, con el calentón no lo pensé muy bien y al final me eche para atrás. El caso es que la urna ha pasado vacía y sin uso bastantes meses, en los que yo veía en ella un bonito gambario más que un marino.
Pero faltaba una cosa, el mueble para la urna, en otros montajes he utilizado muebles del ikea con muy bien resultado tanto estético como para mi bolsillo, pero por las medidas de esta urna no encontraba nada razonable tanto en precio ,color y que se ajustase al tamaño que yo buscaba.

Así que decidí personalizar el mueble y tras una visita a un almacén de maderas con la idea de los precios y los materiales que iba a utilizar pase a croquizar el mueble.
Una vez hecho el dibujo tocaba echar mano a las matemáticas para conocer las medidas exactas y ajustarme al tamaño del tablero.
Ya con las medidas me fui al almacen de maderas que tengo a la lado de casa para que me cortaran y cantearan los tableros.
Cuando ya me toco mi turno el operario procedió a cortar el tablero y a cantearlo, mi proyecto estaba cogiendo forma.
Tras un viajecito hasta mi casa porteando los tableros ya cortados comienza el montaje.

Taladra, atornilla esto marcha bien…

En principio el diseño no tenía puerta ni estantes pues pensaba que se los pondría de cristal pero tras ver los precios y viendo que el armario tenía bastante altura rediseñe mí idea y tras nuevos cálculos matemáticos se añadió al proyecto unos estantes y una puerta de madera.
Por fin el armario estaba montado y la urna ya no andaba dando tumbos por la casa.
Así que ahora tocaba pasar este proyecto a una nueva fase



El montaje
Tras barajar diferentes opciones de sustratos al final me decidí por un sustrato de color negro con dos granulometrías diferentes y que fuese apto para mis gambas y para mis plantas.
Así que me conseguí unos sacos de Ebi gold de grano fino y de grano grueso pues ya había utilizado este sustrato con buen resultado.

Mientras tanto para buscar inspiración y pasar un día agradable me escape a granada a mundi acuario donde encontré unas lindas piedras rojas para mi montaje.

Tras esperar que el dichoso alemán se decidiera de enviar el producto y tras una búsqueda de plantas me decidí por alguna de ellas.
Ya tenia todo en casa: el sustrato , las plantas esto tomaba otro color y pasamos a las siguiente ronda.


El plantado.
Las plantas elegidas para el plantado fueron las siguientes:
Para la parte trasera:
Microsorium “ex natura”
Rotala wallichii

Para el tapizado:
Lilaeopsis novae-zelandiae
Utricularia graminifolia

Se añadieron posteriormente:
Glossostigma Elatinoides
Ludwiguia repens
Proserpinaca palustres

Antes de comenzar el plantado comenzó lo mas divertido la planificación de cómo montarlo todo y sobre todo la colocación de las piedras, todos sabéis lo que dijo, que si esta piedra la pongo acá que si la giro, que si la cambio por esta de locos vamos.
Ya con las ideas más claras relleno con un poco de agua lo justo para mantener el sustrato húmedo y comienzo a plantar.
Comienzo por las más fáciles las de tallo, estas casi no vienen enraizadas pero con poca maña y unas pinzas las voy plantando en el sustrato.
Ya con la Lilaeopsis novae-zelandiae es un poco más lioso pues la tenia en trozo bastante grande y la fui troceando en pequeñas porciones para que resultase más rápido el tapizado.
Con la Utricularia graminifolia fue otro cantar esta venia en una especie de gelatina proveniente de cultivo in Vitro y como ya de por si la planta es muy pequeña y de finísimas raíces decidí hacer un par de porciones y enterrarlas casi totalmente.
De mi primer acuario procede la Gloso eran unas pequeñas porciones que estaban intentado sobrevivir y que aquí tendrían un lugar donde crecer mejor.


Pues ya estaba todo plantado pero dios Mio que horror el fondo es de un azul muy claro que queda realmente horroroso así que pensé que tenia por hay un trozo de tela de mosquitera y unos musgos y podría hacer un fondo mas vivo y verde.
Así que corte la tela al tamaño del fondo y busque unas ventosas para que se sujetase firmemente al fondo.
Tenia varios musgos por hay así que hice unas franjas para cada uno de ellos y poco a poco con un aguja e hilo fui cosiéndolos a la tela.

Ya estaba todo completado así que pase a llenar el tanque, lo deje una semana entera con solo un palmo de agua para que las plantas recibiesen un poco mas de luz y que pudiesen arraigar un poco mas y evitar que flotasen.
Mientras tanto me busque el material filtrantes que en este caso es todo biológico, son dos litros de biopur y 250 ml de siroporax,
Pasado una semana complete con agua el acuario y conecte la bomba cruzando los dedos para que no se desplantase la urticularia.

Comienza el ciclado y se observa como la gelatina que portaba la urticularia va creando un feo moho, la Lilaeopsis va perdiendo algunas hojas y la rotala va cogiendo forma sus hojas y acentuando el rojo.
Desafortunadamente la urticularia se desenterró y acabo flotando pero con un poco de maña se rescato una porción y se volvió aplantar esta vez con un pequeño cristal encima para que no tuviese la tentación de flotar.
Ya pasado el ciclado comienzo a añadir bichitos así que voy sacando mis gambitas de mis gambarios y las voy añadiendo , se nota que les ha gustado su casa nueva pues están felices de la vida, las hay grandes y chiquitas rojas ,marrones, verdes un ejemplo de convivencia juas juas.
Con tremenda población de gambas es inevitable el aporte de alimento pues el acuario no da para tanta gamba.
Se añaden de mi acuario grande 6 microrasvora galaxia que tienen ahora un bonito hogar.





Pues después de este peazo de tocho de post ya os dejo con lo mejor las fotos de todo así que os dejo una presentación para que no se ralentice vuestro ordenador con tanta foto.


1 comentario:

  1. menudo curro!!! pero ha quedado precioso ;) Marta

    ResponderEliminar